“El software se debe democratizar para que no haya nadie con el poder suficiente de controlar a toda la sociedad mediante los sistemas informáticos.”

16 junio 2011 § Deja un comentario

Prensa Feduba
FEDUBA dialogó con Beatriz Busaniche, Lic. en Ciencias de la Comunicación, miembro de la Fundación Vía Libre, dicta el Seminario optativo “Copyright / Copyleft. Debates sobre la cultura libre y el acceso al conocimiento en la era digital”.

¿Cuáles son las principales características del “software libre”? ¿En qué medida contribuye a la libertad de expresión?
Software Libre son programas de cómputo que se caracterizan por cuatro aspectos que hacen a su condición de libres: se pueden usar con cualquier propósito, se puede estudiar cómo están escritos y adaptarlos a nuestras propias necesidades, se pueden hacer y distribuir copias idénticas y se pueden hacer modificaciones y redistribuir las versiones mejoradas. Estas características no son aspectos técnicos, sino jurídicos y se estipulan según sus términos de licenciamiento. Los programas de software están cubiertos por las leyes de copyright, por lo que sin estas licencias que los hacen libres, los programas tienen la prohibición de copia establecida, así como otras prohibiciones que establecen los titulares de derechos en sus licencias.
El software es hoy mucho más que una simple herramienta que todos usamos. El software está atravesando, prácticamente, todas las actividades de la vida cotidiana; desde las simples computadoras de escritorio hasta los cajeros automáticos de un banco, desde los teléfonos celulares hasta las implementaciones de Televisión Digital, desde las bases de datos que administran las agencias gubernamentales, hasta los complejos sistemas informáticos que gestionan elementos esenciales como semáforos, plantas eléctricas, e incluso automóviles.
El software está en todas partes, y está tan naturalizado, que jamás nos preguntamos quién controla el software. Sin embargo, los programas controlan nuestras comunicaciones y son esenciales para nuestra memoria social: nuestros datos, nuestra producción cultural, nuestros perfiles, todo está mediado por software. Quien controla el software controla demasiados aspectos esenciales de la vida en comunidad.
Entendiendo esto, es clara la relación que tiene el control del software con la libertad en general y la libertad de expresión en particular. Este tipo de control es demasiado importante como para dejarlo en manos de unos pocos, unas pocas compañías privadas, además. El software se debe democratizar de modo tal que no haya nadie con el poder suficiente como para controlar a toda la sociedad mediante los sistemas informáticos. « Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para junio, 2011 en José Lascano.