TV-Vomito

31 agosto 2008 § 1 comentario


Ya habia hecho un post “Televisie” tratanto sobre lo mismo, pero esta mejor, leanlo .. .

A la gente no le gusta la mierda, pero si es lo único que le dan, si es lo único que come, va a seguir comiendo. Algo tiene que cambiar aquí. Se cumplen cinco años de diciembre del 2001: “¡Que se vayan todos!”. Con la TVVómito es muy fácil. Sólo hay que apagar el televisor.”

José Pablo Feinmann

Tomas Abraham critica un informe de TVR

Filósofo, sociólogo argentino, invitado a tvr, expresa su horror ante la berretada, bajeza, estupidez por parte de la productora del programa TVR y Policias en accion, al mostrar a un niño vulnerado, como si de un circo se tratase, mientras el publico aplaude el ‘show’, para que luego el conductor del programa de un ‘análisis’ de cuarta categoria, tras lo cual irrumpen en gritos, ovaciones y aplausos, para luego darse vuelta como medias y volver a vociferar, tras la dura critica por parte de este filósofo.

La TVVómito

Por José Pablo Feinmann

Muchos pasan por la vida sin dejar huella alguna. Otros no. El señor Birome, por ejemplo, inventó la birome y él se llamaba así, Biro, por lo cual la inmortalidad le estuvo asegurada. Al menos hasta que apareció el señor Bic e inmortalizó el bolígrafo. Alguien, alguna vez, inventó la expresión “Guerra Fría”. Otro acortó las polleras e inventó la palabra “minifalda”. Otro las alargó e inventó “maxifalda”. Otro inventó la expresión “nouvelle vague”. Otro “nouvelle cuisine”. Otro “film noir”. Otro, un día, pegó un chicle a un tacho de basura y le llamó “intervención”. ¿A qué viene esto? Hará un par de semanas fui a un programa de TV. Me exhibieron una serie de fragmentos de eso que todo el día la gente ve y yo dije: “Esto es un vómito”. A partir de ahí –me han informado– surgió la expresión TVVómito. El programa era TV Registrada y lo conducen dos muchachos simpáticos y (fui descubriendo a lo largo del programa) críticos con lo que exhiben de la TVVómito. Son Sebastián Wainraich y Gabriel Schultz. Dos sábados después fue María Laura Santillán y, entre los fragmentos que le exhibieron, uno fue excepcional. No creo que pertenezca a la TVVómito. Difícil saber a qué TV pertenece. María Laura enmudeció y dijo que, en ese momento, me recordaba. Recordaba lo que yo había dicho sobre la TVVómito. Pero lo exhibido, pienso, no pertenece a la TVVómito. Los conductores de TVR también permanecieron algo alelados y atribuyeron los dichos del personaje protagónico del hecho a cierto envejecimiento. “Por ahí está gagá”, o algo así. No parecía “gagá” el personaje. Se trata de un señor que hace como cuarenta años anda por la TV argentina. Se dedica al chismerío. Es el maestro del señor Rial, que hace lo mismo. Se llama Lucho Avilés. Lo recuerdo porque hace mucho tiempo lo vi humillar en pantalla a la actriz Julia Sandoval pidiéndole, muy seriamente, que “asumiera su papada”. La Srta. Sandoval negó tener papada. Por lo cual el señor Avilés le señaló su falta de autocrítica, su insinceridad consigo misma. Estaba en el programa China Zorrilla, que se enojó con el señor Avilés, apiadándose de Sandoval que ya lagrimeaba, y le dijo: “Lucho, aunque soy uruguaya como vos, no puedo tolerar que hagas esto”. Sandoval cobró coraje, se levantó y se fue. Fin del episodio. Muy pocas veces volví a ver al señor Avilés. Hasta que lo vi en TVR, el programa de Sebastián y Gabriel. Voy, simplemente, a describir el hecho porque no sé cómo analizarlo. El señor Avilés estaba hablando de los cartoneros. Manifestó su desagrado con esa gente y pidió que se los sacara de la calle. Y, luego, ofreció su propia propuesta: “Y si no –dijo–, en cada bolsa se pone una granada y cuando el tipo la abre la granada explota y ¡chau! le vuela la cabeza. Después pasa un camión y lo tiran por ahí”. Todo esto fue dicho en alta voz, con amplia gesticulación, con una gesticulación que graficó el hecho de “tirar por ahí” a alguien. Esto es más que TVVómito. Tal vez sea cierto y el tipo ya no sabe lo que dice. O tal vez sabe muy bien lo que dice y tanto lo sabe que dice lo que muchos piensan, razón por la cual lo escuchan y él, diciendo eso, aumenta su rating, alma profunda de la TV. Uno se queda como María Laura y los muchachos de TVR: no sabe qué hacer. Es tan desmedido lo que acaba de oír que no atina a reaccionar. Sólo se pregunta: ¿eso se puede decir por la televisión? ¿Eso se puede sugerir a través de un medio público? Eso, ¿qué es? ¿Es apología del crimen o una mera propuesta de ordenamiento urbano? ¿Quién se hace cargo de eso? ¿El Comfer? ¿El Ministerio del Interior? ¿La Policía? ¿Los Bomberos? ¿La Asistencia Pública? ¿Cáritas?

La TVVómito se extiende a los semanarios-vómito. El gran semanario-vómito de la Argentina es –desde el más remoto pasado– la revista que mi amigo Rep llama “Grasa y la actualidad”. Todos los años “Grasa y la actualidad” elige a los personajes del año. Algunos se mueren por salir en esa vidriera de vanidades de feria berreta. Otros nos queremos morir cuando vemos que algunos amigos están ahí escrachados, sonriendo bobamente y aplaudiendo a la mismísima nada. No importa. Uno ya se acostumbró. Ya en mi libro La historia desbocada está mi breve ensayo “‘Gente’, el medio y el mensaje”. Lo escribí cuando los Kirchner salieron como personajes del año. Al año siguiente no salieron. Esta vez tampoco. Menem salió durante todos los diez años de su mandato. Menem era parte de la farándula-boba. Menem inventó la TVBasura. La TVBasura empeoró y ahora es la TVVómito. De la “b” larga a la “v” corta, siempre peor. Alberto Segado, que es un gran actor, un gran amigo y una gran persona, suele decirme: “Nunca compro el número de los personajes del año de ‘Grasa y la actualidad’. Si veo quiénes están, tengo que tachar media libreta de direcciones”. Sin embargo, cada vez hay menos. Se la ve devaluada a “Grasa y la actualidad”. Durante todo el año entrega a sus lectores ese universo soft porno de la culocracia y la tetocracia. Ahí están ellas: siempre felinas. Las felinas del show business. Ya desde las tapas de los semanarios o desde esas revistas de diarios dominicales entregadas a la apología de la culo-teto-cracia, ya desde “Baile por un sueño” o desde donde sea, su misión en la vida es una: calentar a “la gilada”. Así llaman, con calidez, acaso con amor, los que arman estos amasijos de cuerpos hot a los pobres tipos que se detienen frente al kiosco de revistas y miran lo imposible o llegan a la casa y Tinelli les pone en la jeta a esa señorita Zalazar o usa su “cámara vagina” para entrar donde él, el pobre tipo, nunca va a entrar. Los semanarios suelen esmerarse y, en ese desborde imaginativo que los constituye, rocían a la felina de turno con algo que “da” sudor para que “la gilada” imagine que acaba de, digamos, “hacer el amor”. Todo esto que uno señala sin demasiado esmero ni esperanza alguna (nada de esto va a cambiar) es el modo en que transcurre la vida del hombre común, del ser cotidiano durante el inicio del siglo XXI en la Argentina. Y, en general, en todo Occidente. Basta ver E! Entertainment para advertir que aquí no se inventa mucho. Es todo igual, pero con un toque propio: es peor.

“Grasa y la actualidad” nunca deja, sin embargo, de asombrarme. Tomé coraje y abrí el número especial de 342 páginas del 19 de diciembre de 2006. (¿Qué hace usted ahí, Joaquín Morales Solá, qué le pasó, Kirchner no está y usted sí, “Grasa y la actualidad” defiende las “deterioradas instituciones de la república”?). Qué cosa con “Grasa” y su número de los personajes del año. Desde que hice la nota criticando a los Kirchner siempre alguien me la trae. Como si tuviera que ocuparme de esta cuestión. Bué, digamos que sí. Decía, entonces, que abrí el número al azar. Y así, al azar, caí en una foto en que se ve a Catherine Fulop (“Cathy”, le dicen los de “Grasa”) ¡con el ingeniero Blumberg! Uno sabe que en este mundo todo es posible. Está preparado para eso. La Belleza, el Bien y la Verdad (atributos del Ser para Platón) están sumergidos en el basurero, sin retorno. Pero el cambalache infame reina. De todos modos, no emitamos juicios. Limitémonos a describir. La foto es así: Cathy Fulop está muy bonita, se ve animada, como una fosforescencia, vea. Blumberg luce su melena cada vez más rubia, su barbita crecida, sonríe y lleva el luto por su hijo asesinado, Axel, en la solapa izquierda. El luto es una delgada tela sujeta por una traba dorada y que, acaso, haga juego con la corbata del ingeniero. El texto de la foto dice: “Coincidencia: Juan Carlos Blumberg y Cathy Fulop charlaron sobre la situación social de Venezuela. Ambos coincidieron en que tanto en aquel país como en la Argentina hace falta más justicia”. Habría trascendido la posibilidad de una fórmula Blumberg-Fulop para las próximas elecciones.

Es todo por hoy. O no, hay algo más: hará apenas unos días, a raíz de cumplirse 250 años del nacimiento de Mozart, hubo un concierto al aire libre en el Monumento a los Españoles. Asistieron 100.000 personas. A la gente no le gusta la mierda, pero si es lo único que le dan, si es lo único que come, va a seguir comiendo. Algo tiene que cambiar aquí. Se cumplen cinco años de diciembre del 2001: “¡Que se vayan todos!”. Con la TVVómito es muy fácil. Sólo hay que apagar el televisor.

Comentario respuesta:

Hace rato que te leo pero no comento. Pasa que soy timido, vio.
Lo de la tvvomito lo lei y vi en http://www.sharear.com en su momento. Feinmann tiene razon y a su vez, no la tiene.
Hay una cosa que el no tiene en cuenta: Hay gente que prefiere la TVVomito a otras cosas como hay gente que prefiere Fresita a un Champagne de 1000 Euros.
Mucha gente ve la tvvomito no porque no tenga opcion, sino porque quiere ver a Nazarena Velez o Eliana Calabro o a Tinelli.
Te acordas en los 90 cuando Grondona emitio un reportaje a Sabato para competir un dia con VideoMatch?
Ese dia Sabato tuvo mas rating que Tinelli y fue celebrado por todos los medios “culturosos” como un triunfo, pero todo el mundo sabia que:
1. Tinelli igual tuvo mucho rating
2. Sabato (o cualquiera) no le puede hacer frente a la TVVomito sostenidamente. Por eso es que fue un unico programa.

Lo mismo con “Grasa”. Hay mucha gente que prefiere la Hola a las obras completas de Tolstoi. Me parece un horror, pero es asi.
Feinmann pontifica (y estoy de acuerdo en sus conceptos) desde el punto de vista de una persona educada, con cultura y con gustos elaborados. Pero hay gente por ahi que elige lo otro. Y no solo por falta de educacion.
En europa la gente ve Big Brother o esos realitys de cuarta cuando tienen la opcion de ver la BBC, el National Geographic, Discovery y tantos otros.
En Argentina estan los mismos canales y el People and Arts y tantos otros y Tinelli sigue andando.
No es una cuestion de falta de opciones. Las opciones estan. Feinmann no esta en contacto con la “masa”. Por eso es que su argumento no es 100% correcto.

Saludos

Tv

TV is a large part of the world today.  Most families have at least one set in their house, and as far as I know, watch it.  Many people live without TVs and that is their own decision, but having a TV or not is not the real issue.  When TV is used as an excuse to write of violence and other behaviors it is only because people don’t want to take the responsibility themselves.  TV is meant to be a form of entertainment and it should be viewed as such.  It is not meant as an instruction manual and how to damn oneself.  I am a fan of action movies, and thusly TV shows that feature some action in them.  If I see a program with a skilled swordsman as the main character, and he fights many people and comes out the victor it is because watching a show where it was a normal person with a normal life it would be boring.  Every episode would be the same.  The person rolls out of bed, eats a bagel, gets dressed and grabs whatever they need for work.  Then the audience would get to see the exciting climax as the person gets in their car and drives to work where they get to sit in front of a computer in a cubical for eight hours.  Then the action would die down a little as the person went home, had some dinner, and maybe playing with their daughter if they had one.  If I wanted to watch an ordinary person’s life I could always just watch my own.  I want to be entertained when I watch TV.  I know that if I walk around carrying a sword and people attack me, and I kill them all with swordsmanship that the people are really dead, and that my life isn’t fiction.  Mainly because my parents taught me so.

Not only is it the parents job to teach their kid that what they see on TV isn’t stuff they should be doing in real life, but it is up to the person to realize that there is a difference between fiction and reality.  People are too quick to blame something else; the TV, music, or other people.  The responsibility does not lie with an outside source, but with us.  Surprisingly kids will learn stuff from their parents, given that their parents take enough time out of their day to spend with the kid.  But god forbid that your nails shouldn’t be done, or you miss a chance to kiss the ass of people in your social group just so that you can have the slightest bit more social status, which is only existent in your mind anyways.  Here is a hint, talk to the kid!  Teach them the difference between reality and fiction.  Stop trying to blame it on the TV or video games.  You are not perfect.  If something gets screwed up in your life, stop trying to blame it on everything else but yourself and take a little responsibility.

People say that kids learn the violent tendencies from TV and by banning the programming and hiding the kids from it the problem will be solved.  Hiding the kids won’t solve the problem; instead it will only cause the problem to be worse.  Whether you like it or not they will find out some way or another.  Banning the TV shows only makes them taboo and the kid will only want to see it more.  They will go to a friend’s house to watch it, or watch it anyways when mommy and daddy aren’t home.  That is why just hiding your kids from what you don’t want them too see is a really stupid idea.  Of course this requires taking responsibility which is the major problem, because no one wants to do it.

Another thing about TV is commercials.  As annoying as they are we all live with them.  Commercials promising us beauty, or great tasting food, or an awesome telephone deal.  That is precisely the point of commercials.  It is to make their product sound better then others so you shop at Safeway instead of Albertsons.  There are big tizzies over Victoria’s Secret advertising usually sexual themes in their commercials and promising to be irresistible.  I don’t know if the people who complain realize this, but that is the point.  If you buy lacing lingerie from Victoria’s Secret, or any other such store, the point is to feel sexy.  If you just want some big old cotton panties you can pick them up at any other store.  To anyone that seriously believes you will be irresistible; actually try thinking.  If you were told you would look fat, ugly, and no one would find you attractive would you buy the product?

So the problem isn’t TV, but it is not taking respobisbility for having to teach your kids about reality and fiction.  It is also the fault of the people for not realizing that there is a difference between fiction and reality.  There is a difference between watching an action movie where a car blows up, and actually blowing up someone’s car.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , , , , ,

§ Una respuesta a TV-Vomito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo TV-Vomito en José Lascano.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: